Si has sido víctima...

En el momento de la agresión

Si es posible, llama a emergencias (112), a la policía nacional (091) o a la Guardia Civil (062) en ese momento y cuenta lo sucedido para que acudan al lugar de los hechos.

Si no puedes realizar una llamada, puedes utilizar la App ALERTCOPS (servicio de alertas de seguridad ciudadana que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ponen a tu disposición para atenderte en situaciones de riesgo).

Puedes descargar ALERTCOPS aquí.

Si realizas la llamada o denuncia pasada la agresión intenta tomar, en la medida de lo posible, los datos de las personas que han sido testigos para facilitarlos al denunciar.

Si te han provocado lesiones

Acude cuanto antes a un Centro Sanitario para hacer una evaluación de las lesiones físicas, y también de la ansiedad o nerviosismo que te ha provocado esta situación.

A fin de no saturar las urgencias hospitalarias, si las lesiones no lo precisan, puedes acudir también a las urgencias del Centro de Salud o Punto de Atención Continuada (PAC) más cercano. En caso de lesiones graves, acude a unas urgencias hospitalarias o pide ayuda al 112.

Allí es fundamental que hagas saber al personal sanitario que has sido víctima de una agresión por ser una persona LGTBI para que conste en el parte médico.

Necesitarás el informe de urgencias para adjuntarlo a la denuncia y que en el juzgado se hagan una idea de los daños (físicos y/o psicológicos) que has sufrido.

¿Cómo denunciar?

Puedes interponer la denuncia en la Policía Nacional, en el cuartel de la Guardia Civil, en el Juzgado de Instrucción o el Juzgado de Paz y en la oficina de la Fiscalía.

Puedes ir a solas o con compañía. Recuerda que puedes implicar en esta tarea a tu Asistente de Víctima.

Puedes acudir a denunciar, llevando lo sucedido por escrito o de hacerlo allí forma verbal. Una vez redactada debes firmarla.

La denuncia debe recoger EXACTAMENTE lo que tú quieras decir, y tienes el derecho de que así sea, modificando todo lo que no te guste en ella. Antes de firmarla, por favor, léela con detenimiento. Estás en tu derecho.

En el momento de hacer la denuncia, trata de hacerlo con calma y expresando todos los detalles de la situación vivida. Recuerda que la persona que recoge tus palabras no vivió la situación y por tanto debe tomar tiempo en conocerla. Intenta hacer la descripción lo más exacta y pormenorizada posible de la agresión.

Lo que sí es imprescindible es que asocies la agresión física o verbal a tu orientación sexual o identidad de género. Puede parecer injusto, pero en el caso de las agresiones por LGBTIFobia ES NECESARIO QUE TE IDENTIFIQUES COMO PERSONA LGBTI para que así, además de las lesiones o daños sufridos, se tenga en cuenta el agravante de Delito de Odio.

Esta clasificación activa todo un procedimiento, con la intención de que intervenga la Fiscalía Especializada, que mejorará los resultados en el caso de llegar a Juicio.

Puede resultar “chocante” tener que hacerlo así, pero es importante que la denuncia recoja manifestaciones del tipo: “me llamaban marixxx mientras me agredían, porque saben que soy homosexual” “me decían bollexx cuando me pegaron, porque soy lesbiana” “usaban un nombre en masculino, a pesar de que saben que soy una mujer trans”.

Si crees que te va a resutar difícil identificarte así, pídenos ayuda para no tener que afrontarlo a solas.

¿Qué puedo aportar a la denuncia?

Puedes aportar con la denuncia todos aquellos documentos que apoyen los hechos que has contado:

Partes médicos y psicológicos.
Fotografías.
Capturas de pantalla.
Grabaciones de audio y vídeo.

En el momento de formular la denuncia aporta también los datos de las personas que presenciaron la agresión.

Si tienes más dudas contáctanos!
647 72 57 00
oav.extremadura@fundaciontriangulo.es

• En el momento de la agresión
Si es posible, llama a emergencias (112), a la policía nacional (091) o a la Guardia Civil (062) en ese momento y cuenta lo sucedido para que acudan al lugar de los hechos.
Si no puedes realizar una llamada, puedes utilizar la App ALERTCOPS (servicio de alertas de seguridad ciudadana que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ponen a tu disposición para atenderte en situaciones de riesgo).
Si realizas la llamada o denuncia pasada la agresión intenta tomar, en la medida de lo posible, los datos personales de los testigos para facilitaos al denunciar.
• Si te han provocado lesiones
Acude a un Centro Sanitario para hacer una evaluación de las lesiones físicas, y también de la ansiedad o nerviosismo que te ha provocado esta situación.
A fin de no saturar las urgencias hospitalarias, si las lesiones no lo precisan, puedes acudir también a las urgencias del Centro de Salud o Punto de Atención Continuada (PAC) más cercano. En caso de lesiones graves, acude a unas urgencias hospitalarias.
Allí es fundamental que hagas saber al personal sanitario que has sido víctima de una agresión por ser una persona LGTBI para que conste en el parte médico.
Necesitarás el informe de urgencias para adjuntarlo a la denuncia y que en el juzgado se hagan una idea de los daños (físicos y/o psicológicos) que has sufrido.

OAV